¿Conoces ese sentimiento? Cuando sólo estas esperando… esperando a llegar a tu casa y encerrarte en tu cuarto y quedarte dormido y dejar salir todo lo que contuviste a lo largo del día, el sentimiento de desesperación? Nada esta mal, pero nada esta bien tampoco, y estas cansado, cansado de todo, cansado de nada, y sólo quieres que alguien este ahí diciéndote que esta bien, pero nunca nadie va a estar ahí, y sabes que tienes que ser fuerte porque nadie te va a curar. Pero estas cansado de esperar, cansado de tener que curarte a ti mismo y a los demás, cansado de ser fuerte, y por primera vez, sólo quieres que sea fácil, que sea simple, ser ayudado, ser salvado, sabes que no lo serás, pero sigues ahí, teniendo fe y deseando y sigues siendo fuerte y luchando con lágrimas en tus ojos. Estas luchando.

(Fuente: yo-matare-monstruos-por-ti)

Y ¿te cuento algo? Cada vez que empezaba a sentirse bien siempre había algo que lo arruinaba.

(Fuente: la-sociedad-es-una-porqueria)

Dos hombres, ambos muy enfermos, ocupaban la misma habitación de un hospital. La cama de uno daba a la única ventana de la habitación. El otro hombre tenía que estar todo el tiempo boca arriba. Y cada tarde, cuando el hombre de la cama junto a la ventana podía sentarse, pasaba el tiempo describiendo a su vecino todas las cosas que podía ver desde la ventana. La ventana daba a un parque con un precioso lago, patos y cisnes que jugaban en el agua, mientras los niños lo hacían con sus cometas. Los jóvenes enamorados paseaban de la mano, entre flores de todos los colores del arco iris. Grandes árboles adornaban el paisaje, y se podía ver en la distancia una bella vista de la línea de la ciudad. Mientras el hombre de la ventana describía todo ésto con detalle exquisito, el del otro lado de la habitación cerraba los ojos e imaginaba la idílica escena. Así pasaron días y semanas. Una mañana, cuando la enfermera de turno entró al cuarto para bañarlos, encontró el cuerpo sin vida del hombre de la ventana, que había muerto placidamente mientras dormía. Tan pronto como lo consideró apropiado, el otro hombre pidió ser trasladado la cama al lado de la ventana. La enfermera le cambió encantada y, tras asegurarse de que estaba cómodo, salió de la habitación. Lentamente y con dificultad, el hombre se irguió sobre el codo, para lanzar su primera mirada al mundo exterior; por fin tendría la alegría de verlo él mismo. Se esforzó para girarse despacio y mirar por la ventana al lado de la cama…y se encontró con una pared blanca. El hombre le preguntó a la enfermera qué podría haber motivado a su compañero muerto, para describir cosas tan maravillosas a través de la ventana. La enfermera le dijo que el hombre era ciego y que no habría podido ver ni la pared, y le dijo: “Quizás sólo quería animarle a usted”.

roperoanarnia:

smells-like-dust:

:’(

:’((

(Fuente: lagrimas-ocultas)

Si padres, ellos son mejor que yo, ellos tienen mejores notas, ellos no se quejan de nada, ellos son perfectos… En cambio yo soy una mierda, pura mierda. Gracias por demostrarme su cariño.
Tenemos la tendencia a desahogar nuestra ira con quien no tiene nada que ver, y perdonar al que nos hirió.
Yo soy de las personas que se ríen cuando algo les duele.

(Fuente: mira-hacia-adelante)

Le dije “mira disimuladamente” y se fracturó el cuello.

soy-un-weon-enano:

mirame-bonito:

lo sé, por eso no tengo amigos :c

ctm saklñdjzxvaupoiregj<zñlkgvk{rgjwephw{lsjdgag

Cuando una persona tiene la mirada perdida, significa que en su mente ve cosas que superan la realidad.

(Fuente: aquaxd)

Soy un desastre, por dentro y por fuera.